lunes, 31 de octubre de 2011

ALGO SOBRE LOS DESECHOS...

Las moléculas orgánicas, de los compuestos orgánicos, son sustancias químicas basadas en cadenas de carbono e hidrógeno. En muchos casos contienen oxígeno, y también nitrógeno, azufre, fósforo, boro y halógenos. No son moléculas orgánicas los carburos, los carbonatos y los óxidos de carbono.

Se denomina compuesto inorgánico a todos aquellos compuestos que están formados por distintos elementos, pero en los que su componente principal no es el carbono siempre.

Mas sencillo todo lo de origen natural es orgánico por naturaleza y lo inorgánico es lo artificial, sobre todo los derivados de plásticos, y sustancias químicas.

Reutilización de desechos orgánicos reduce contaminación del planeta

Evaluar el efecto de la cantidad de residuo vegetal de jardín sobre el contenido de materia orgánica en un suelo de tipo limo de baja plasticidad en el sector V de la urbanización Los Guayabitos de Naguanagua, fue el objetivo principal del trabajo de grado desarrollado por María Victoria Reyes e Iván Uzcátegui, estudiantes de Ingeniería Civil de la Universidad de Carabobo (UC). La ecología, el manejo de los recursos naturales, el reciclaje y la lucha contra la contaminación son prioridad, y dentro de la contaminación que atraviesa el planeta, en una época en que la calidad de la tierra se deteriora cada vez más y cuando los abonos químicos reducen la fertilidad a largo plazo; surge la necesidad y el deber de experimentar e implementar procesos que puedan crear de nuevo suelos fértiles, de la forma más natural posible.

El reciclaje o reutilización de los desechos orgánicos como desperdicios de jardín; contribuye significativamente a la reducción de la cantidad de residuos acumulados en los vertederos, permitiendo un mayor tiempo de vida útil a los mismos, lo que se traduce en menos zonas afectadas para la construcción de futuros rellenos sanitarios y disminución de su contaminación en zonas adyacentes. También permite la sustitución de abonos y fertilizantes químicos de manera económica y viable para la conservación y mejora de las propiedades naturales o biológicas de los suelos.

A nivel mundial se desarrollan diversos métodos para el mejoramiento de la calidad de los suelos, aprovechando o reciclando los residuos orgánicos de jardín y los domésticos.

En Venezuela, la implementación de estas técnicas se ha destinado sólo al ámbito agroindustrial, por ello los autores de la investigación quisieron darle valor al tema y hacerlo de conocimiento general. De acuerdo a las variables, el soporte teórico se fundamentó en la clasificación de los suelos, crecimiento bacteriano y las técnicas de reutilización de residuos vegetales más utilizadas. La investigación metodológicamente es de tipo descriptiva, bajo el diseño de un proyecto experimental, apoyado en bibliografías y entrevistas a expertos en el tema; utilizando comparaciones gráficas de los datos para así poder responder a las interrogantes de la problemática.

Con la contaminación que el planeta atraviesa y mientras la calidad de los recursos naturales se pierde, se han realizado diversas investigaciones sobre la temática de los residuos y desechos orgánicos, explicó Uzcátegui.

Naguanagua, municipio estudiado, no posee antecedentes ni estudios relacionados con el tema de reutilización de desechos orgánicos, siendo éste necesario para la conservación ambiental. De seguir utilizándose abonos químicos y de continuar dejando que los residuos y desperdicios orgánicos se pudran y saturen los vertederos; se estaría contribuyendo cada día a la contaminación ambiental, así como también promoviendo enfermedades y epidemias sanitarias provocadas por esta problemática en sus adyacencias.

Con los ensayos de la investigación, realizados en la Unidad de Microbiología Ambiental de la Universidad de Carabobo (UMA) fue medida la carga bacteriana presente con variaciones en las cantidades de residuo vegetal, en presencia de oxígeno y a temperatura ambiente.

Los investigadores concluyeron que existe un evidente efecto positivo sobre la carga orgánica del suelo. En la primera semana de estudio se incrementó considerablemente la cantidad de colonias de bacterias en comparación al suelo original, pero en la segunda semana el número de carga bacteriana empezó a disminuir, lo que significa que las bacterias ya llegaron a su fase de mortalidad.

A pesar de que las bacterias alcanzan su fase de mortalidad, la carga bacteriana del suelo es elevada en comparación a sus condiciones naturales, es decir, el efecto del residuo vegetal permanece una vez que disminuye la cantidad de colonias.

En vista del descenso en la cantidad de colonias formadas para la segunda semana de estudio, se recomienda también agregar 5% de residuo vegetal periódicamente, una vez por semana preferiblemente, para evitar el aceleramiento de la fase de mortalidad de las bacterias y mantener una cantidad importante de carga orgánica en el suelo, mejorando su composición natural (El Carabobeño, 12/01/2010, Ismeyer Tapia De Caires)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada